Cómo hacer un estudio de palabras clave e intenciones de búsqueda
5 (100%) 3 vote[s]

¿Te has quedado sin ideas y no sabes qué escribir en tu blog? ¿No sabes qué palabras clave suelen buscar tu público objetivo en Google? ¿No consigues que tus artículos y páginas se posicionen en los primeros resultados de búsqueda de Google?

En este post, voy a enseñarte a hacer un completo (pero sencillo) estudio de palabras clave para tu página web, ya sea para el copy de la web en general o para los artículos del blog, para conseguir que tus contenidos aparezcan siempre en la primera página de Google. Te enseñaré también qué es una long tail, que son las keywords semánticamente relacionadas, la diferencia entre palabras clave e intenciones de búsqueda y algunos truquitos para mejorar tu posicionamiento, que siempre vienen bien.

 

 

Palabras clave o keywords VS. intenciones de búsqueda

 

Una keyword o palabra clave es una palabra o conjunto de palabras que los usuarios introducen (e introducimos) en cualquier buscador, por ejemplo Google, para dar solución a una determinada inquietud. Esta inquietud o problema es lo que se llama intención de búsqueda.

Veámoslo con un ejemplo. Imagínate que tienes que comprarte un teléfono móvil nuevo y quieres buscar modelos en internet. En este supuesto, tu problema / inquietud / intención de búsqueda es que quieres comprar un móvil. Las palabras clave o keywords que utilizarás para intentar buscar solución a tu intención de búsqueda pueden ser varias: «comprar teléfono móvil«, «comprar smartphone«, etc.

Además, si ahondamos un poco más, es fácil intuir nuevas intenciones de búsqueda: opiniones sobre determinados modelos, ranking de los mejores móviles, reviews de teléfonos… Y cada una de estas intenciones de búsqueda tendrá sus keywords, respectivamente: «opiniones modelo X«, «cuál es el mejor móvil del mercado«, «review móvil X«, etc.

Como puedes ver, las intenciones de búsqueda y las keywords son dos cosas diferentes, pero complementarias. Y además, puede haber varias palabras clave que estén relacionadas con una única intención de búsqueda.

Todo esto no es más que la ley de Oferta – Demanda. Por eso, es necesario que tú, como SEO o webmaster de tu sitio web, conozcas no solo cuáles son las keywords que más busca tu target sino cuál es su problema para que tú con tu copy puedas ofrecerle una solución.

Cada vez Google le está dando más importancia al usuario, ahora (y antes también, pero ahora con más razón) debes escribir para el usuario, nunca para Google. Debes descubrir cuál es la intención de búsqueda de tu público objetivo y redactar textos utilizando el conjunto de keywords que ellos utilizan.

 

Qué es una long tail

 

Como acabamos de ver, una keyword es una palabra o un conjunto de palabras. Pues bien, una long tail siempre va a ser un conjunto de más de dos palabras que representen una intención de búsqueda mucho más concreta, profundizando en una keyword genérica.

Veámoslo con un ejemplo: Siguiendo con el ejemplo de comprar un móvil, una posible keyword era «comprar teléfono móvil«, ¿verdad? Pues algunos ejemplos de long tail serían: «comprar teléfono móvil barato«, «comprar teléfono móvil Android«, «comprar teléfono móvil plateado«. Incluso podemos buscar ejemplos de long tail más concretos aún: «comprar teléfono móvil android de segunda mano barato«.

¿De qué nos sirve a nosotros como SEO conocer las posibles long tail que nuestros usuarios buscan? Porque cuanto mayor sea una long tail, más estaremos concretando y menor competencia habrá. Por tanto, sobre todo al principio, cuando nuestra página web aún no tiene notoriedad, es interesante buscar posicionarse para estas long tails tan largas.

Y también puede sernos muy útil cuando queremos rankear una keyword muy competida, podemos comenzar haciéndolo con estas keywords de cola larga tan concretas y luego pasar a intentar posicionar la keyword genérica y más competida.

Ok, ¿y cómo buscamos estas long tail de nuestra keyword? Puede que algunas nos salgan por pura intuición, pero no siempre vamos a encontrarnos con palabras clave que conozcamos y podamos sacar sus long tail fácilmente. Aquí te doy el primero de los truquitos que te vas a encontrar en este post:

 

Utiliza la herramienta keywordtool.io y haz clic en Keyword Suggestions. Si quieres encontrar keywords long tail más largas, simplemente coge una de estas «keyword suggestions» y vuelve a realizar la búsqueda.

 

keiwordtools

 

Esta herramienta es una maravilla, muy útil para sacar ideas de palabras clave ¡y muy gratis también! Con el plan gratuito no se pueden ver los volúmenes de búsqueda de cada keywords, pero es algo que no debe importarte, ya que lo que te interesa para un estudio de palabras clave es conocer las intenciones de búsqueda del usuario, sacar ideas para tus contenidos y resolver así estas intenciones de búsqueda. Pero si lo crees necesario, siempre puedes contratar el plan de pago de la herramienta.

Con esta herramienta puedes también seleccionar y exportar (o copiar) a excel estas keywords muy fácilmente.

 

Qué son las keywords semánticamente relacionadas

 

Otro tipo de keyword que debes conocer son las palabras clave semánticamente relacionadas, o LSI Keywords. Se trata de palabras clave que tienen una afinidad semántica entre sí.

Siempre que utilicemos este tipo de palabras clave en nuestros textos Google identificará que estos contenidos son relevantes.

Sigamos con nuestro ejemplo: si «teléfono móvil» es nuestra keyword, posibles LSI Leywords serían: pantalla, Samsung, Android, Iphone, etc.

Como ves, se trata de palabras similares o relacionadas con la keyword principal, no son sinónimos, simplemente palabras que por contexto se consideran relacionadas.

Google entiende que alguien que busca un teléfono móvil puede interesarle también contenidos relacionados con Samsung, Iphone, pantalla… por tanto, si Google se encuentra con un copy que utiliza estas palabras lo verá mucho más relevante (y se lo mostrará al usuario) que otro que solo repite una y otra vez «teléfono móvil», porque es un texto escrito para Google.

Hasta hace muy poco, Google no tenía en cuenta este tipo de keywords a la hora de posicionar un contenido. Pero el Posicionamiento SEO de ahora se le considera un SEO Semántico. Un SEO que:

  • Se centra en las intenciones de búsqueda, en lugar de las keywords.
  • Prima la relevancia, en lugar de la cantidad.
  • Da más importancia a las keywords semánticamente relacionadas junto con las long tail, en lugar de solo las long tail.
  • Y por supuesto, de más interés los textos orientados al usuario, en lugar de a Google.

¿Y cómo identifico estas keywords semánticamente relacionadas? Algunas es muy probable que te salgan solas, por pura intuición, pero para las que se te resisten un poquito más, te voy a dar un segundo truco muy sencillo pero muy eficaz:

 

Busca tu keyword en google, a continuación accede a la parte de Google Images, y arriba encontrarás numerosas palabras relacionadas que te serán de mucha utilidad. Con el ejemplo anterior de los móviles, estas son las LSI keywords que yo he podido encontrar buscando de esta forma:

 

lsi keyword

 

Qué es un estudio de palabras clave

 

Por tanto, vayamos al lío, ¿para qué te cuento toda esta teoría? Pues porque para realizar un buen estudio de palabras clave es necesario que tengas en cuenta no solo las propias palabras clave, sino también las long tail y las palabras semánticamente relacionadas.

Un estudio de palabras clave es, como su nombre indica, un estudio y análisis de todas estas keywords que utiliza tu público objetivo para determinadas intenciones de búsqueda. Como hemos dicho, es importante buscar estas palabras clave, keywords long tail y LSI keywords, así como descubrir las intenciones de búsqueda de los usuarios.

Una vez descubiertas estas keywords, LSI keywords, long tail e intenciones de búsqueda, con ello escribirás tus contenidos. Ya sean páginas, artículos, descripciones de productos, etc.

Eso sí, debes tener en cuenta que cada url de tu sitio debe cubrir solo una única intención de búsqueda y viceversa: cada intención de búsqueda debe estar resuelta en una única url de tu sitio web. Si no es así, estarías canibalizando tu propio contenido y no posicionarías ninguna de las urls.

Por esto es importante siempre realizar este estudio previo de palabras clave, para detectar estas intenciones de búsqueda y elaborar de manera cuidada la estructura y arquitectura de tu sitio web, así como tu estrategia de indexación.

 

Pasos para hacer un estudio de palabras clave completo

 

1. Buscar keywords y palabras long tail con la herramienta keywordtool.io

 

Ya te he hablado de la herramienta keywordtool.io. Pues bien, ponte a buscar keywords genéricas y también long tail en ella y expórtalas a un documento excel para organizarlas.

Otro truquete: Puedes sacar también ideas buscando en la sección de «Questions«, sobre todo si estás buscando ideas para contenidos para tu blog, ya que como verás se trata de preguntas que hacen los usuarios en Google relacionadas con esa keyword en cuestión.

 

questions keywordtool

 

2. Buscar palabras semánticamente relacionadas

 

Puedes buscar keywords semánticamente relacionadas como te comenté antes, con Google Images, o bien con Google Trends.

El único problema es que Google Trends está un poco más limitado a keywords muy importantes, entonces si necesitas información de algún tema más específico o menos conocido, es probable que no te sirva de mucho.

Huelga decir que repetiremos el primer paso con estas palabras semánticamente relacionadas tantas veces como necesitemos. Cuantas más LSI keywords y long tail keywords tengamos, mejor, más ideas sacaremos para un mayor número de contenidos.

 

3. Agruparlas por intención de búsqueda

 

Te darás cuenta de que muchas de estas keywords que has conseguido pueden agruparse por intenciones de búsqueda. Siguiendo con nuestro ejemplo del móvil, tendremos la intención de búsqueda de comprar, la intención de búsqueda de opiniones, la intención de búsqueda de review, etc.

Pues bien, ahora debes agrupar tus keywords por intenciones de búsqueda. Si lo estás haciendo en excel, puede que te sea útil utilizar colores para esta agrupación, o organizarlas por columnas.

 

4. Construir arquitectura y estructura de urls

 

Ahora que ya tienes agrupadas tus keywords por intención de búsqueda, a cada intención de búsqueda le asignarás un contenido, para que, como vimos antes, resuelvas cada intención de búsqueda en una única url.

Si estás buscando ideas para tu blog, una buena técnica es asignar de paso un título de un post a cada intención de búsqueda.

 

5. Estrategia de indexación

 

Finalizamos con la estrategia de indexación. Puede que no te interese posicionar ciertos contenidos de tu web, o que algunos contenidos se estén canibalizando porque tratan la misma intención de búsqueda, etc.

Será el momento de organizar y estructurar tu sitio web y ver qué contenidos van a tener la etiqueta index / no index (que Google indexe o no el contenido) o follow / no follow (que, independientemente de que el contenido esté indexado, Google siga o no siga los enlaces). También te puede interesar utilizar la etiqueta rel=»canonical» para indicar entre dos url similares, cuál se debe indexar.

 

Y esto es todo. Gracias a esta organización siempre tendrás ideas para tus contenidos, tanto de tu blog como de tus páginas de venta, y conseguirás que estos posicionen muy bien en Google.

 

Pin It on Pinterest

Share This